sábado, 24 de septiembre de 2011

Talleres de cocina en el aula preescolar: Experiencias enriquecedoras para el desarrollo integral de la ninez


El taller de cocina es una actividad educativa mediada por la realización de una receta nutritiva. Este taller provee la oportunidad de desarrollar conceptos y destrezas cognoscitivas, lingüísticas, creativas, físicas y socioemocionales.

Al planificar un taller de cocina se propicia las habilidades cognoscitivas que promovemos al trabajar un taller de cocina; entre estas:

Exploración y descubrimiento del mundo físico
Clasificación
Uso de símbolos
Entendimiento de los conceptos relacionados a los números
Establecer relaciones espaciales
Comprender relaciones de tiempo
Integrar el lenguaje oral y escrito
Construir y reconstruir el lenguaje escrito
Fomentar el desarrollo intelectual del niño al ofrecer experiencias y actividades concretas.
Desarrollar la habilidad para promover el desarrollo cognitivo y el pensamiento divergente:
Aplicar diferentes sistemas simbólicos
Dar énfasis al entendimiento de los conceptos
Integrar conceptos y destrezas matemáticas y científicas en todas las áreas del currículo
Extender el vocabulario científico y matemático
Utilizar experiencias diarias en la sala de clases que conecten las ciencias y las matemáticas
Crear un ambiente enriquecido con material impreso.
Involucrar diariamente al niño y a la niña en experiencias de lectura

Los elementos esenciales en el taller de cocina :

Establecer los objetivos del taller.
Seleccionar una receta con un alto valor nutricional.
Verificar que los niños que van a participar en el taller no sean alérgicos a alguno de los ingredientes.
Tener un cartel ilustrativo con los ingredientes y con el procedimiento
Cada uno de los participantes debe tener redecillas y un delantal (inclusive el educador). (Para la realización de algunas recetas es necesario el uso de guantes).
Fomentar el lavado de manos; antes y después de finalizar el taller.
Al terminar la receta todos deben disfrutar al comer la misma.
Invitar a los niños a recoger los ingredientes y el área de trabajo.
Los niños y las niñas son entes participativas por lo que el maestro no realiza demostraciones sino que promueve la participación activa de la niñez al preparar la receta.

La planificación del taller de cocina conlleva:

Selección de la receta
Planificación del taller de cocina
Planificación del taller de cocina
Cartel ilustrativo
Planificación del taller de cocina
Proveer delantal, gorros o redecillas y en algunos casos guantes
Planificación del taller de cocina
Fomentar el lavado de manos; antes y después de finalizar el taller.
Promover la participación activa de la niñez

Referencias
Kostelnik, M.J.; Soderman, A. K.; Whiren, A. P. (2004). Developmentally Appropriate Curriculum – Best Practices in Early Childhood. (Third Edition) New York: Merrill by Prentice Hall, Inc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada